Consejos y recomendaciones para diseñar tus ambientes como un profesional

Califica este post

El diseño de interiores es una actividad muy solicitada en la actualidad. Cada vez que una persona decide comenzar un emprendimiento, construir una vivienda o adecuar un espacio para uso laboral o de ocio, es muy importante considerar el diseño que tendrá ese lugar. No sólo por lo estético, sino también por la funcionalidad del espacio.

¿Qué es el diseño de interiores?

 Esta actividad existe desde hace décadas. Sin embargo en los últimos años se ha perfeccionado y profesionalizado. Históricamente, desde el desconocimiento, se suele confundir a esta actividad con la decoración de habitaciones y lugares. Si bien la decoración, es una parte del diseño, no es la única tarea que comprende el diseño.

Por tal motivo, debemos establecer que el Diseño de Interiores es una actividad que combina diferentes aspectos y tareas que en conjunto tienen como objetivo generar un espacio que aproveche al máximo los recursos como la iluminación, la funcionalidad, el confort y la eficiencia de recursos.

Además de las cuestiones previamente mencionadas, el diseño de interiores también contempla cuestiones de estética donde se introducen aspectos de la naturaleza. Para conocer más sobre esta especialidad, es recomendable realizar un curso de floristería para tener más información sobre cómo combinar elementos naturales con el diseño de ambientes cálidos.

Aspectos a considerar previos a una intervención

Antes de encarar una reforma o un trabajo de diseño para adecuar una habitación o espacio debemos considerar principalmente cómo lograr que sea funcional y estéticamente agradable para el cliente o usuario.  La organización del movimiento es un punto de partida, que se puede lograr mediante la manipulación básica del diseño.

Esta división del espacio se puede lograr a través de paredes, pero también a través de muebles e incluso objetos. Al mismo tiempo, el diseño interior debe prestar atención a las condiciones de confort (térmicas, de iluminación o acústicas) y a la adaptación de los mismos con el entorno, que nos ayuda a dimensionar adecuadamente los muebles y objetos.

Todas las posibilidades que otorga esta actividad se pueden profundizar en un curso de diseño de interiores como los de crehana.com

Finalmente, la especificación de revestimientos y materiales constituye la parte más visible y superficial del diseño de interiores, pero no por eso la menos importante. Este toque final compone la ‘cara del proyecto’, transmitiendo la visión del diseñador, así como los deseos y necesidades de los usuarios.

Dentro de los aspectos que se deben contemplar está la combinación de elementos materiales con recursos de la naturaleza que cargan de energía a los ambientes. Para poder potenciar estas posibilidades es recomendable realizar un cuso de floristería para contar con más información al respecto.

La importancia del Mobiliario

Se trata de un aspecto fundamental a la hora de desarrollar tareas de diseño en un ambiente. No se puede pensar un comercio u habitación sin su mobiliario correspondiente. Tanto fijo como móvil, el mobiliario incide directamente en las cualidades de cualquier interior.

Uno de los trabajos y responsabilidades del diseñador es asegurar que sus elecciones para el proyecto colaboren con el funcionamiento cotidiano del espacio, asegurándose de que no interferirán con actos tan elementales como la circulación. El mobiliario es realmente importante para las tareas que se desarrollen a diario pero además cumple con otro aspecto, el de completar el lugar o comercio.

Por tal motivo, en conjunto con las tareas de elección de materiales y las intervenciones que se pretendan hacer tanto en paredes como en el piso, habrá que considerar cual es el mobiliario que se ajusta más a las necesidades y presupuesto del cliente.

El diseño como búsqueda de bienestar y armonía

Dentro del mundo de la construcción uno de los aspectos más buscados son los de poder encontrar armonía y bienestar personal dentro del nuevo ambiente, vivienda o comercio. Por tal motivo el diseño previo de esos lugares debe ser minucioso y puntualizado en generar esas dos condiciones habitacionales.

La elección y composición de los muebles, así como el diseño y el lugar específico en el que se encuentre, determinarán en mayor o menor medida el desarrollo de las actividades y de la vida diaria de la persona o grupo familiar con el entorno.

Por tal motivo, la elección de los muebles tanto fijos como aquellos que cuentan con movilidad, el material del que estén hechos y la composición general de los mismos juega un papel preponderante dentro del diseño habitacional.  

Para poder aprovechar al máximo los recursos y posibilidades que garanticen un correcto bienestar, es necesario elegir y realizar un curso de diseño de interiores para perfeccionar técnicas y habilidades.

Así como la elección de los objetos que se encuentran en el ambiente es importante, los colores de las paredes, revestimientos o la elección del piso, también son decisiones claves. Todos ellos generan algún tipo de sentimiento o reacción en las personas,  producen distintas energías particulares; cada uno de los que ingresen a nuestro hogar determinará algún propósito en especial, por lo que debemos prestar atención en que, además de la estética, despierten tranquilidad y armonía.

La estética también se encargará de reforzar el ambiente en sí mismo y lo que este evoque, según el concepto que se pretenda concretar. Un aspecto que no se puede perder de vista es la de elegir un mobiliario que estimule a las personas de manera positiva.

El rol de la iluminación en el diseño de interiores

La iluminación juega un papel imprescindible en el diseño de cualquier espacio interior. Además de proporcionar la luz necesaria para el día a día, los diferentes elementos de iluminación nos ayudarán a potenciar y remarcar los demás aspectos del diseño. Esto significa que aprender a aplicar la iluminación en el diseño de interiores tiene el poder de dar calidez a un espacio, resaltar zonas u objetos de mobiliario concretos y aportar sensación de calidez a un hogar.

Por lo tanto, es imprescindible dedicar el tiempo suficiente a considerar las diferentes posibilidades que un espacio ofrece y plantear la iluminación de dicho lugar de la forma adecuada.

Iluminación general, que proporciona la gran mayoría de luz. Es recomendable optar por un sistema basado en más de una fuente de iluminación. De este modo, aportaremos la iluminación necesaria para el día a día a la habitación.

Iluminación puntual, cuyo objetivo es iluminar puntos concretos. Un ejemplo serían las lámparas de la mesita de noche.

Iluminación decorativa, formada por aquellos elementos que pretenden aportar un valor estético al espacio en cuestión.

Una buena gestión de la iluminación en el diseño de interiores combinará los diferentes tipos. De este modo, podrá dar un estilo específico a cada espacio. La iluminación también servirá para remarcar aquellos detalles decorativos a los que se desee dar más importancia.

Leave a Comment

Your email address will not be published.